jueves, 20 de noviembre de 2008

¿Por qué las herraduras son de buena suerte?

¿Por qué las herraduras son de buena suerte?
Una herradura de la suerte, viene de la leyenda de san Dunstan, quien, gracias a su talento como herrero, fue visitado por el msimo Diablo, para que le hiciera unas herraduras para sus patas de pezuña. San Dunstan lo hizo, pero fue tal el dolor que le causo al Diablo al herrarlo, que el Diablo mismo juró jamas entrar a una casa donde hubiera una herradura colgada sobre el umbral de la puerta. Y de alli viene la costumbre de las herraduras de la buena suerte.