lunes, 17 de noviembre de 2008

Rodin

Durante el  invierno de 1917 , Auguste Rodin, el gran escultor francés, padecía de hambre y frío, preguntó entonces al gobierno francés , si  podía alojarse en el museo donde se exhibían sus esculturas. Los funcionarios rechazaron su petición, Rodin, murió de  frío en el lugar donde se refugiaba, una gélida buhardilla. Rodin había donado muchas de esas esculturas a su país.