miércoles, 19 de noviembre de 2008

Antinomias y paradojas

Una paradoja es una declaración en apariencia verdadera que conlleva a una auto-contradicción lógica o a una situación que contradice el sentido común. En palabras simples, una paradoja es lo opuesto a lo que uno considera cierto. Del latín paradoxum, pero es encontrada también en textos griegos como paradoxa. Se encuentra compuesta por el prefijo para-, que significa "contrario a" o "alterado", en conjunción con el sufijo doxa, que significa "opinión".

El término antinomia (anti=contra; nomos= norma, ley) , se refiere a todo conflicto entre ideas, proposiciones, actitudes. Son paradojas que alcanzan un resultado que se autocontradice, aplicando correctamente modos aceptados de razonamiento.
Muestran fallos en un modo de razón, axioma o definición previamente aceptados.

Se les conoce también como dobles vínculos

Algunos ejemplos:

Paradoja del hotel infinito: un hotel de infinitas habitaciones puede aceptar más huéspedes, incluso si está lleno.

Paradoja del mentiroso "Esta oración es falsa"

Paradoja de la suerte "Es de mala suerte ser supersticioso"

Paradoja del votante: "Cuantas más personas participen en una elección por votación, menor será el beneficio de ir a votar, al ser cada votante menos decisivo."


Antinomias:

Ignore este mensaje
No lea esto
No tolero la intolerancia
Prohibido prohibir
Nunca digo la verdad
Siempre Miento
Siempre me equivoco
Se que no se nada
Saber nada
Aprender nada
Nunca me expreso
¡No soy presumido!
¡Jamas me jacto de nada!
Realidad Virtual
Pensar que no se piensa.
Crear una roca ciclópea que ni siquiera Dios pueda moverla.
Crear algo inconcebible.